By | 04/09/2019
imagen del avión militar RQ-4 Global Hawk de Estados Unidos

RQ-4 Global Hawk, también denominado TierII+, es el avión no tripulado más grande del mundo y pertenece al ejército de los EE.UU. Ha sido diseñado para realizar desde el aire labores de espionaje, vigilancia y reconocimiento de espacios terrestres y marítimos. Se trata de un complemento al resto de sistemas de inteligencia militar.

Avión Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk

RQ-4 Global Hawk es un avión fabricado por Northrop Grumman, un grupo empresarial encargado de desarrollar soluciones a medida para las fuerzas aéreas de los Estados Unidos. La aeronave comenzó a construirse en 1995, sin embargo, no fue hasta 2001 cuando realizó su primera misión.

Desde ese momento el Global Hawk ha participado en innumerables misiones, incluidas las guerras de Irak, Afganistán y Siria.

Desde sus comienzos, el avión ha sido adaptado a las nuevas necesidades y a la tecnología más novedosa, incluidas nuevas versiones, como es el caso del RQ-4B y el MQ-4Triton, avión destinado a realizar labores de reconocimiento en el mar.

Características de ER-4 Global Hawk

Este super avión destaca por sus dimensiones, ya que dispone de una longitud de 14,5 metros y de una envergadura entre alas que alcanza los 40 metros. Su peso, cuando se encuentra totalmente cargado, puedo llegar a alcanzar los 10.000 kg y es capaz de mantenerse en el aire durante 28h seguidas.

Se trata de un dispositivo de inteligencia militar que lleva incorporada tecnología militar de última generación. Gracias a ella, realiza misiones de espionaje y de reconocimiento, ya sea marítimas o terrestres. Para lograrlo lleva incorporado un potente Radar de apertura sintética que es identificado por el nombre de SAR, a la que hay que añadir un dispositivo electroóptico que integra una óptica de visión, sensores SIGINT e infrarrojos que le permiten trabajar las 24h del día. El Global Hawk envía información e imágenes de alta resolución en tiempo real, y lo hace por medio de inteligencia de imágenes (IMINT), así como de sensores de señales (SIGINT).

Las prestaciones de esta aeronave no dejan indiferentes a nadie, ya alcanza una velocidad máxima de 800 km/h y es capaz de ascender hasta una altura de 20.000 metros (60.000 pies) sobre el nivel del mar.

La principal virtud de Global Hawk es que ha sido diseñado para vigilar en un simple día, una superficie de 100.000 km2. Qué duda cabe que son unas cifras abrumadoras, únicamente comparables con su precio. Algunas fuentes hablan de que el precio por unidad es de 35 millones de dólares, otras informaciones aseguran que asciende a los 123 millones por unidad, mientras que se estima que su precio real, si se incluyen los costos por desarrollo del dispositivo, pudiese alcanzar hasta los 218 millones de dólares.

RQ-4 Global Hawk derribado por Irán.

El pasado 19 de junio de 2019, un RQ-4 Global Hawk de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos fue derribado por el ejército de Irán mientras realizaba una misión de espionaje sobre suelo iraní en la región de Ormuz. La aeronave fue derribada al ser alcanza por un misil tierra-aire SA-17 de fabricación rusa, acción que estuvo a punto de desatar un conflicto internacional.

Te recomendamos descubrir al robot Fedor, el robot asesino que dispara con las dos manos.